iPhone 5 y el Marketing de lo último

iPhone 5 y el Marketing de lo último

A pesar de que muchos esperaban alguna sorpresa mayor, esta ocasión parece que Apple simplemente ha jugado a ofrecer casi más de lo mismo.

Parece que una vez más Apple ha utilizado su gran expectación y poder mediático para revolucionar la actualidad tras la presentación del esperado iPhone 5. La nueva generación del famoso smartphone de los de Cupertino se ha convertido nuevamente en el centro de atención de todos los medios. Sin embargo, en esta ocasión y desde la llegada del primer iPhone al mercado, parece que a pesar de tanto revuelo, muchos se han quedado con un amargo sabor de boca.

Las nuevas características del nuevo iPhone 5 parece que no han supuesto un gran avance y a nadie han tomado por sorpresa. Las continuas filtraciones y especulaciones sobre sus nuevas prestaciones y las tecnologías integradas, parecen que fueron desveladas mucho antes de su presentación oficial. A pesar de que muchos esperaban alguna sorpresa con la que superar las expectativas creadas , lo cierto es que Apple en esta ocasión parece simplemente que ha jugado a ofrecer "casi más de lo mismo".

Evidentemente el nuevo iPhone 5 puede concebirse como una evolución de su anterior generación. Más ligero, más fino, más potente, con mejor batería, mejor pantalla, mejor cámara, etc… Mejoras al fin y al cabo que ha muchos han dejado con buen sabor de boca, pero que otros han criticado al considerar este, un paso poco innovador y revolucionario.

La sombra de Steve Jobs parece haberse agigantado. El genio que supo hacer del Marketing y la expectación sus aliados más poderosos, estaría cuanto menos desencantado a pesar de que nunca hubiera perdido ese gesto permanente de entusiasmo con el que nos presentaba cada producto de Apple. La falta de su carisma ante un truco previamente desvelado ha sido como si fuéramos a ver una película cuyo final ya nos habían contado. Y es que en esta ocasión, el nuevo iPhone ha sido presentado pero con la sensación de haber perdido parte de su encanto.

Los fanáticos de la marca seguramente se mostrarán entusiasmados. Apple nos ofrece un nuevo producto!. I Love Apple!. Sin embargo nos queda la sensación y pensamos que este no era realmente el nacimiento de un nuevo iPhone, sino un pequeño cambio o una evolución casi forzada ante la creciente popularidad de otros dispositivos móviles como el Galasy SIII, que a muchos les sirvió para entender que "hay vida" y alternativas mucho más allá de los productos de Apple, y que las mejoras y novedades que se nos presentan, bien podría haber llegado hace ya bastante tiempo, pero llegan ahora y a marchas forzadas.

Apple vuelve una vez más con ello a jugar al Marketing de lo último. Haciendo creer que se han sobrepasado los límites de la realidad. Y aunque el nuevo iPhone 5 es sin duda un gran teléfono, sigue teniendo las mismas carencias que muchos de sus usuarios llevan años pidiendo. ¿Donde están esa Radio FM y su Ranura de memoria SD?

Vale!. Muchos son los que dirán que sus mejoras son notables, pero ¿cuales son aquellas que realmente marcan la diferencia sobre la experiencia y usos habituales de este nuevo terminal con el anterior? ¿Acaso es la del iPhone 4S una generación ya obsoleta? Está mucho más que claro que el nuevo iPhone 5 ha llegado simplemente para cubrir esa deficiencia comparativa del mercado, en el cual, marcas como Samsumg estaban aprovechando para posicionarse y ganar adeptos.

Quizás Apple podría haber jugado esta partida realizando una mayor apuesta, y el no hacerlo parece confirmar aquella teoría de la obsolescencia programada. Así es como se denomina a la determinación, la planificación o programación del fin de la vida útil de un producto o servicio de modo que —tras un período de tiempo calculado de antemano por el fabricante o por la empresa de servicios durante la fase de diseño de dicho producto o servicio— éste se torne obsoleto, no funcional, inútil o inservible, aunque en este caso, más propia de la Obsolescencia por modas,  la que vuelve obsoleto a un bien de consumo porque ha dejado de estar de moda. Por ejemplo sus colores, las formas, componentes o materiales, que denotan la temporada de su adquisición. Lo último de lo último pero no necesariamente lo que pudo haber sido lo mejor, y ofreciendo cada una de sus mejoras poco a poco, como a cuentas gotas, o lo que es lo mismo, mucho ruido y pocas nueces!

Fuente: Puro Marketing

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: